¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

isa bio espanolEn primer lugar agradecerte estos momentos que estás dedicando a leer esta página.

Pues, bien, soy como tú que me lees, un ser humano al que la deriva universal ha llevado a vivir en este momento histórico concreto. Esto me lleva a ocuparme y preocuparme de ciertas cuestiones y no de otras. Las cuestiones abiertas aún así son tantas que te voy a contar algo sobre aquellas de las que me ocupo y preocupo más profundamente y de cómo surgieron, en un intento de encontrar otras personas que tengan las mismas inquietudes y quieran unir energías.

Durante mi carrera profesional como abogada principalmente en el sector de las energías renovables, me afectaron de forma intensa los siguientes asuntos que hicieron emerger algunas de mis cuestiones. Por resumir un poco mencionaré, el poco margen para la creatividad con el que podía ejercer mi profesión con el consecuente anquilosamiento de muchas de mis capacidades naturales, que mi persona como abogada se entendiera como un arma defensiva contra posibles amenazas que pudiera sufrir la compañía, el ambiente tremendamente patriarcal que impregna el ámbito de la práctica jurídica y, por último, lo pequeña que me sentí como ciudadana al ver cómo se modificó el marco legal hasta destruir el sector presenciando y siendo víctima de desempleo al igual que todas las personas que trabajaban en este sector en todo el páis.

Comenzaron entonces a surgir cuestiones como las siguientes:

• ¿No hay un modo de poder ofrecer mis otras cualidades a la sociedad?
• ¿Soy realmente tan pequeña que no puedo influir en el marco legislativo que construye nuestra vida cotidiana?
• ¿No pueden ser entendidas/os las/os profesionales del Derecho como agentes pacificadores y de cambio?
• ¿Cómo hacer estas rígidas estructuras patriarcales flexibles y aptas para la transformación hacia una sociedad que nos incluya a todas/os, humanos y no humanos?

Todo ello me llevó a tomar la decisión de estudiar Bellas Artes al objeto de despertar aquellas facultades que habían sido descartadas por no considerarse productivas desde el punto de vista económico. ¿Cuántas cualidades traemos cada una y cada uno para ofrecer al mundo que son ignoradas por este motivo? Estudiando Bellas Artes y concretamente el concepto de arte expandido o escultura social, al que me refiero más extensamente en la pestaña Derecho Cálido, comprendí cómo podía unir mis facultades creativas a mi profesión inicial. Con esta ilusión me marché a Oxford y cursé un Máster en Escultura Social que finalicé con un proceso artístico que te propongo en esta web llamado Conversaciones con el Planeta en el que confronto el orden natural con el ordenamiento jurídico a través de un proceso de observación sensorial.

La satisfacción que me produjo este trabajo y el interés demostrado por los participantes que vieron cómo podían tener una voz y un criterio propio a la hora de proponer propuestas de cambio en cuanto al marco legal, me llevaron a presentar el proyecto como tesis doctoral a la Universidad de Westminster siendo admitida por la Facultad de Derecho y de Medios, Arte y Diseño. Con un poco de suerte lo comenzaré en enero de 2017.

Por último, me gustaría mencionar que antes de partir a Inglaterra, vivía en Madrid durante el Movimiento de los Indignados o 15-M. Esta experiencia unida a todo lo que te he contado es la que me hace crear esta plataforma para unir a todos aquellos que crean en nuestra capacidad para producir un cambio social. Todo el mundo puede participar tanto si tienes formación jurídica o artística como si no. Se trata de crear propuestas para una estructura social sostenible y, por tanto, de acuerdo a las necesidades de tod@s y del planeta.

Si la propuesta te interesa me alegraré de recibir tu mensaje a través del la pestaña Contacto.