¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

El concepto de Derecho Cálido es la síntesis entre el Derecho y la Escultura Social. Resulta de trabajar, percibir, sentir, entender y vivir el Derecho desde un concepto de arte expandido.

Me gustaría aclarar en primer lugar que tanto el concepto de Derecho Cálido como el de Escultura Social no son susceptibles de ser asimilados desde un punto de vista meramente teórico o racional sino que reclaman una atenta y consciente participación que involucra a la persona por completo, y el convencimiento de que a través de nuestra imaginación somos capaces de transformar la realidad.

El concepto de arte expandido o Escultura Social fue acuñado por el artista alemán Joseph Beuys en los años sesenta del siglo pasado. Beuys lo define del siguiente modo: 'Como concepto antropológico, el término arte se refiere a las habilidades creativas universales que se manifiestan tanto en medicina como en agricultura, así como en la educación, el derecho, la economía o la administración.' (Beuys en Stachelhaus, 1991, pags. 61-62). En este sentido, Beuys entiende que cada persona es un artista, es decir, un ser con una capacidad creativa intrínseca susceptible de ser desplegada en cualquier actividad de su vida cotidiana.

La Escultura Social se ocupa de encontrar nuevas formas transformadoras y observa al ser humano como una fuerza capaz de desencadenar el movimiento necesario hacia la transformación.

El Derecho Cálido trata de identificar aquellas estructuras legales y políticas que han quedado rígidas, atrofiadas, congeladas al objeto de suministrarles calor para volver a darles vida, movimiento y flexibilidad. No se trata de descartar lo obsoleto como carente de valor sino de transformarlo de manera que se sintonice con las necesidades sociales y del planeta. La estructura que ahora es antigua una vez fue nueva y conserva en su interior su energía creativa.

 
El Derecho no puede continuar desarrollándose en abstracto, apartado de aquello que es su razón de ser, ni basándose en presunciones que nada tienen que ver con la realidad de un mundo vivo, diverso y en constante cambio que no es susceptible de ser encasillado en una estructura preconcebida y rígida, basada en intereses económicos extraídos de alguna hoja de cálculo. De esta forma, el ordenamiento jurídico crece disonante en su origen, generando una sociedad alienada y desconectada del entorno natural del que proviene y al que pertenece.

Como podéis ver en la descripción del contexto de esta propuesta, nuestra perspetiva, nuestra actitud y nuestra forma de pensar la realidad es capaz de transformarla.

sol inicio 3Este hecho nos advierte de la responsabilidad que cada uno de nosotros tiene en la construcción y en la evolución de la misma. Es el ser humano el que crea el ordenamiento jurídico y está, por tanto, en nuestras manos modificarlo.

En este sentido el Derecho Cálido requiere de la colaboración de todos en el desarrollo de una sociedad humana capaz de convivir en paz consigo misma y con el planeta.

Desde aquí os invitamos a participar del modo que encontréis más adecuado. En el apartado participa vais a ver los opciones que proponemos, pero nos alegraría mucho recibir vuestras sugerencias, iniciativas e ideas. El universo está en constante expansión precisamente por la fuerza creativa de los seres que lo componen. Podemos comenzar la transformación hoy mismo, ahora, en este mismo instante si tan sólo nos atreviéramos a mirar al mundo y a nosotr@s mism@s con el corazón.

Para aquellas y aquellos que quieran conocer más acerca de la Escultura Social podéis visitar la página de la Unidad de Investigación para la Escultura Social de la Universidad Oxford Brookes (Oxford, Reino Unido).